¿Qué ventajas le ofrece Francia?

La principal ventaja competitiva que ofrece el mercado francés, en términos de un importación español es, claramente, la cercanía geográfica que proporciona un importante ahorro de costes, tanto en gasoil y peajes, en caso de optar por el auto-traslado del vehículo, como en costas, en caso de optar por el transporte.

Pero además de esta ventaja evidente, existen otras características que convierten en interesante al mercado francés, a la hora de que usted tome una decisión definitiva sobre su proceso importador.

Concretamente, y analizando las principales características del mercado, usted podrá encontrarse con los siguientes aspectos:

  • Cercanía: De los tres analizados, Francia es el país más cercano a España. Pero no solamente desde un punto de vista geográfico, que también, sino social y culturalmente. Las diferencias culturales entre Francia y España son pocas por lo que si usted se decanta por el mercado francés no tendrá grandes problemas para comprender las sensibilidades y las costumbres del vendedor con el que esté tratando.
  • Regulación: Sin duda, la regulación francesa es la más estricta en lo que se refiere a la legislación concerniente a la compra-venta de vehículos, lo que hace muy difícil el fraude y facilita la transparencia de las operaciones. La legislación en más estricta incluso que en Alemania o en Bélgica, por lo que si usted compra un vehículo en Francia puede estar bastante seguro de que no existe ningún riesgo de fraude en el kilometraje o en el historial del mismo. Claro está, que solo se podrá beneficiar de esta ventaja si adquiere su vehículo de un concesionario oficial. Por tanto, si usted se decanta por el mercado francés podrá estar seguro de que no está siendo estafado.
  • Precio: La diferencia con respecto al mercado español no es tan ventajosa como ocurría con los mercados alemán y belga, pero el mercado francés tiene la gran ventaja de contar con una cota oficial de referencia (la Cote Argus), que sirve para valorar los coches de segunda mano en función de diferentes parámetros de una manera objetiva. De esta forma, puede acudir a estas tablas oficiales de precios de vehículos de segunda mano a las que usted puede acudir si desea comprobar que el precio que le están exigiendo es el apropiado para el vehículo en cuestión. Estas tablas se basan en el kilometraje, en el año de matriculación, en los accidentes que ha tenido el vehículo,… Por tanto, usted tiene la garantía de que el precio no depende de las leyes de la oferta y la demanda, o de la mayor o menor astucia del vendedor. Sin embargo, también es cierto que la diferencia de precio entre el mercado francés y el español es menor de la que se da con los mercados alemanes y belgas.