Trámites para importar Coches: Consejos Finales

Todos los trámites administrativos requieren armarse de un cierto grado de paciencia y de rigurosidad a la hora de obtener todos los documentos y de rellenar los impresos solicitados. Cualquier error en esta materia conseguirá que todo el proceso se retrase de manera importante.

Lo ideal sería que realizara todo el proceso durante un período vacacional, para que las esperas a las que tendrá que hacer frente no le causen mayor ansiedad de la estrictamente necesaria. Especialmente, en todos los trámites que tenga que cursar en la Jefatura Provincial de Tráfico, donde las colas suelen ser importantes, sobre todo en las grandes ciudades.

No intente, por otro lado, ocultar algún documento, o falsear alguna acreditación, porque, a la larga, esto le ocasionará mayor perjuicio que la ventaja que haya podido obtener en el largo plazo.

Recuerde que toda la documentación que ha obtenido y presentado durante el proceso descrito anteriormente, le permitirá realizar reclamaciones o posibles ventas futuras, que, de otra forma, no podrá hacer, al menos, de manera plenamente legal.

Lo más importante es que usted no abandone el país de origen del vehículo, ya sea Alemania, Bélgica, o cualquier país que haya elegido, sin toda la documentación que necesite. Es preferible que pase un día más allí, o que realice otro viaje, a venirse sin la documentación necesaria.

Porque luego le será prácticamente imposible obtenerla desde España (a no ser, claro está, que su vendedor sea una persona de excelente buena voluntad).

Finalmente, si ha concluido con todo el proceso administrativo de manera satisfactoria, mi más sincera enhorabuena. Ahora está en disposición de disfrutar de su vehículo en toda su plenitud.