¿Qué trámites hay que llevar a cabo para legalizar un vehículo de importación?

Finalmente, ha conseguido usted traerse el vehículo desde el país europeo que ha elegido, seleccionando el modelo que mejor se adapta a sus necesidades y deseos, a la vez que entra dentro de sus limitaciones económicas. Sin embargo, todavía no ha terminado su proceso de importación porque ahora tendrá que cumplir con todos los trámites administrativos para poder legalizar el vehículo en nuestro país.

Estos trámites no son complicados, aunque sí un tanto farragosos, como suele ocurrir con todo lo relacionado con las Administraciones Públicas. El mayor problema con el que se encontrará será la limitación de tiempo con la que se va a encontrar, ya que debe de concluir todos los trámites en los primeros treinta días tras su entrada en España.

¿Cuáles son estos trámites?

  1. La Inspección Técnica de Vehículos (ITV): Al igual que cualquier vehículo adquirido dentro de nuestras fronteras, un vehículo importado debe pasar satisfactoriamente la ITV, independientemente, de que el vehículo haya pasado ya inspecciones similares en los países de procedencia.
  2. La homologación: Se trata de un documento que garantiza el cumplimiento de las normas técnicas y de seguridad del vehículo según los estándares de la Unión Europea. Recuerde que necesitará este documento a la hora de pasar la ITV. Si no lo trae desde el país de origen, necesitará tramitarlo antes de acudir al centro de inspección.
  3. Traducción de la factura: La factura de compra-venta es el documento que demuestra su propiedad sobre el vehículo. El problema es que esta prueba estará redactada en una lengua no reconocida por las administraciones de nuestro país, por lo que deberá presentarla traducida.
  4. El Impuesto de Matriculación: Este impuesto acaba de ser renovado, con lo que es importante que compruebes los datos de tu coche, y así no pagar en exceso.
  5. El pago del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Este punto es especialmente importante porque dependiendo de la situación en la que se encuentre usted tendrá que pagar, o no, este impuesto.
  6. El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP): Al igual que el IVA, este impuesto deberá ser abonado únicamente en condiciones específicas y nunca en todo caso. Por ello, usted deberá de conocer en que situación se encuentra para comprobar si necesita abonar este impuesto, o no.
  7. Impuestos Municipales: Como se trata de una tasa puramente municipal, la cuantía varía entre municipios, aunque siempre está en función del modelo del vehículo en cuestión.
  8. La Matriculación: Este trámite debe de ser completado en la Jefatura Provincial de Tráfico de su provincia. Es su último trámite antes de poder circular cumpliendo toda la legalidad vigente.
  9. Le damos también algunos consejos que le resultarán de utilidad a la hora de llevar a cabo estos trámites administrativos.

Ahora, tras haber completado este tedioso proceso administrativo, ya puede disfrutar de su vehículo. Por tanto, es en este momento en el que puede decir que ha importado con éxito un vehículo.