Estafa de Intermediario I: ‘La manipulación de kilómetros’

La manipulación del kilometraje de los vehículos de segunda mano es una práctica habitual en todos los países, y es practicada tanto por los vendedores como por los propios intermediarios o comisionistas, que aprovechan cualquier oportunidad para incrementar el precio final de venta del vehículo. En la actualidad, y debido a la restrictiva legislación alemana sobre estas prácticas, ningún vendedor se arriesga a ello, pero son los intermediarios los que se encargan de manipular los vehículos, una vez que ya los han importado ellos mismos.

Además, debe de tener en cuenta que la importación, por definición, incrementa el riesgo en todos los sentidos, y en particular en cuanto a la manipulación, debido al desconocimiento existente, por tratarse de dos países diferentes.

Si usted se fija en las principales páginas Web de compra-venta de coches se dará cuenta de que ninguno de ellos excede los 100.000 kilómetros, lo cuál es llamativo, ya que la mayoría de los coches alemanes recorren grandes distancias, por lo que es sospechoso que ninguno alcance cifras altas de kilometraje.

Por tanto, por regla general, debería desconfiar de cualquier intermediario que le esté ofreciendo un vehículo a un precio asequible, porque usted debe de tener en cuenta que el intermediario está añadiendo su comisión al precio del vehículo, por lo que si éste es asequible, significa que el precio inicial del coche era realmente bajo, lo que da a entender que algún problema debe de tener.

Este tipo de estafa es muy difícil de detectar, a no ser que un profesional analice el vehículo, ya que esta manipulación suele estar realizada con gran profesionalidad, lo que hace imposible su detección para un no iniciado en la materia.

Por consiguiente, lo ideal es que antes de finalizar la operación de compra, lleve su vehículo a un especialista para que compruebe los aspectos esenciales del mismo.

 

Fuente: Foroswebgratis