Visitar páginas seguras y no realizar ningún ingreso previo

La primera medida que debe de tomar para su propia seguridad en el proceso importador se centra en la búsqueda de información previa que usted debe de realizar en Internet.

Internet está formado por una gran comunidad de usuarios que navegan por sus páginas, unos con intenciones lícitas y honestas, y otros con la única intención de encontrar su propia ventaja, aún perjudicando a otros.

No se puede obviar que el número de fraudes y estafas que se producen a través de Internet son muy numerosas, en proporción a la cantidad de personas que se conectan.

Por ello, es muy importante que usted sólo visite páginas seguras, y no se deje engañar por otras con ofertas excesivas, que no esconden otra cosa más que un fraude.

Desconfíe de todo aquello que sea excesivamente barato, no olvide que no hay ningún profesional que vaya a perder dinero, más bien al contrario, todos deben encontrar un beneficio en su trabajo, por lo que las cosas cuestan lo que cuestan.

De esta misma forma, no se fíe de las páginas que hablan sólo de las ventajas de la importación, porque, no se engañe, existen riesgos que usted debe conocer. Así que sólo visite aquellas páginas que le ofrecen las ventajas y los inconvenientes.

Si en una página Web sólo le hablan de los aspectos positivos de una actividad o de una acción, puede estar seguro de que esa página está mediatizada por intereses particulares, por lo que no le estará ofreciendo una información veraz.

Por otro lado, y más importante que todo lo anterior, nunca realice ningún pago a cuenta, o depósito. Si alguien se lo solicita antes de que usted haya visto el vehículo en cuestión, será la prueba más evidente de que le están intentando engañar.

Pague única y exclusivamente cuando vaya a adquirir el vehículo de manera definitiva, tras verlo y probarlo de manera adecuada.