Importar coches con toques

Los coches con toques son una gran opción a la hora de realizar importaciones de vehículos de una manera económica y beneficiosa para el importador. Aunque, es evidente, el precio de un coche con toque será siempre superior al de un vehículo siniestrado.

La gran ventaja que ofrecen es que al tener golpes en la carrocería que no han sido arreglados vienen con un descuento añadido al precio inicial. De esta forma, el comprador se beneficia de este descuento y se incrementa la diferencia de precio entre lo que se pagaría en España y lo que se acaba pagando en la importación.

Otra ventaja a mencionar es que el problema será siempre solo de carrocería o chapa, de forma que no habrá problemas de mecánica (aunque usted deberá de asegurarse de este punto para no tener problemas posteriormente) por lo que el arreglo que tendrá que hacer en España a su regreso será mucho mayor. Incluso, si a usted no le importa tener una abolladura en su coche podrá utilizar el coche sin arreglarlo.

Y en este mismo sentido al importar un vehículo con toques, usted tendrá la posibilidad de elegir entre el transporte mediante camión o bien traérselo usted mismo, con lo que el ahorro aumentará, a la vez que tendrá la posibilidad de comprobar el funcionamiento adecuado del vehículo.

El principal problema que ofrecen este tipo de vehículos se encuentra situado en los vicios ocultos, es decir, en aquellos desperfectos ocultos y que usted no es capaz de descubrir, provenientes, sin duda, del golpe que provocó los toques que luce, ahora el vehículo. Estos desperfectos pueden, incluso, estar ocultos para el vendedor, aunque esto es poco probable.

Por ello, es muy importante que este tipo de coches sean analizados al detalle, para evitar este tipo de situaciones.