Introducción

La teoría está muy bien, pero la mejor forma de hacerse una idea clara de las ventajas e inconvenientes que ofrece la importación de un vehículo desde Alemania es a través de experiencias reales, casos prácticos que ofrecen una fotografía clara y concisa de la realidad a la que usted se enfrentará si se decanta por lanzarse a la aventura importadora.

Aquí podrá encontrar un total de 8 casos prácticos en los que podrá comprobar los aspectos más importantes sobre los que tendrá que prestar especial atención, así como los costes a los que tendrá que hacer frente.

Los casos presentados son:

  1. Audi A4, modelo Avant 1.9 TDI: El precio total de la importación fue de 31.836 euros, ahorrándose entorno a 2.000 euros con el mismo modelo en tierras españolas.
  2. BMW 525dA: En este caso el importador se enfrenta a un precio mucho más inferior, rozando los 17.000 euros. Lo más destacable de este caso es que tuvo que hacer un prepago a modo de depósito.
  3. Mercedes-Benz E-280: El precio rondó los 34.000 euros, y el importador nos desglosa los gastos de forma muy pormenorizada.
  4. Sin modelo explícito: De la misma forma que en los casos anteriores asistimos a un desglose de los gastos.
  5. California TDI: En este caso se trata de una furgoneta, en lugar de un turismo, con lo que los matices de la importación son diferentes.
  6. Furgoneta California TDI: Un segundo caso de importación de furgoneta, en el que la experiencia cobra casi tanta importancia como el ahorro económico.
  7. Audi (importado por un familiar): Experiencia de importación de primera mano, ya que es la realizada por un familiar.

Por último también le damos unas conclusiones generales a tener en cuenta cuando se quiere comprar un coche de importación.