El trámite de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV)

Si usted ha sido propietario de algún vehículo con anterioridad, seguro que está familiarizado con este trámite, obligatorio para todos los vehículos que circulan por España, independientemente de su lugar de origen. Esta inspección se aplica en todos los países de la Unión Europea, pero hasta el momento no se ha conseguido la convalidación de estas inspecciones.

Por esta razón, aunque el vendedor del que recibió su coche tuviera que pasar la inspección en su propio país (TÜV en Alemanía o CT en Bélgica o Francia), ahora usted tendrá que hacer lo propio al llegar a España. Recuerde que sin la tarjeta de la ITV usted no estará cumpliendo la legalidad vigente y podrá ser multado si es parado en cualquier control rutinario de las fuerzas de orden público.

Como usted ya sabe, para poder pasar la ITV se tendrá que desplazar al centro homologado más cercano a su domicilio. Pero antes de acudir a dicho centro deberá de comprobar que dispone de toda la documentación que allí le van a solicitar:

  1. Ficha Reducida de Homologaciones Parciales: Usted tendrá dos opciones para obtener esta ficha. Por un lado, si al adquirir su vehículo le fue entregado el Certificado de Homologación, ya habrá cumplido con el trámite, porque con ese certificado le será suficiente. Sin embargo, si usted no posee este certificado deberá de tramitar la susodicha Ficha Reducida de Homologaciones Parciales. Muchos centros de ITV ofrecen la posibilidad de tramitar esta ficha, pero otros no, así que es conveniente que antes de desplazarse físicamente al centro se informe si necesitará tramitar la ficha, y, en ese caso, si el centro al que va a acudir se lo puede hacer. Si no, repase el siguiente post en el que se le indica los pasos a seguir.
  2. Documentación Original del Coche: Necesitará toda la documentación original del vehículo. Ésto es especialmente importante cuando el coche que ha adquirido no es nuevo, sino de segunda mano, ya que debe de asegurarse de que al tomar el coche de manera definitiva esta documentación le sea entregada.
  3. Factura o Contrato de Compra-Venta: Le bastará con la factura o el contrato original, sin necesidad de que sea traducida. La traducción será un requisito que necesitará posteriormente pero ahora estará exento de él.
  4. Documento de Identidad Personal: Por último, necesitará llevar con usted algún documento acreditativo de su personalidad, porque el centro de inspección necesitará comprobar que sus documentos de identidad coinciden con los que aparecen en el contrato o factura para demostrar su propiedad sobre el vehículo en cuestión.

Entonces, una vez que usted haya presentado toda la documentación, su vehículo será inspeccionado de la manera habitual y, si todo está en regla, recibirá la tarjeta de la ITV y habrá concluido con este primer requisito.