Inconveniente 3: Falta de asesoramiento

Otro inconveniente evidente a la hora de que usted se lance a la aventura de la importación de un vehículo por su cuenta y riesgo es la falta de asesoramiento ‘in situ’ que va a tener, ya que una vez que se desplace al país origen de la importación tendrá que valérselas por sí mismo.

Recuerde que el proceso de importación no se limita, tan sólo, al acto de la compra-venta, sino que implica muchas más acciones, para las que, en este caso, no contará con la ayuda de ningún intermediario.

En primer lugar, tendrá que hacerse con los billetes de avión que le permitan llegar al país origen de la importación. Una vez allí, deberá de encontrar un hotel y un medio de transporte (la mayoría de los importadores se decantan por un coche de alquiler, aunque ello conlleva tener que familiarizarse con la ciudad). El alquiler de un coche con GPS puede ser ayudarle a llegar a los concesionarios o lugares que desee.

Después, tendrá que encontrar los concesionarios o particulares que vendan la marca y el modelo que usted está interesado en adquirir, y tendrá que acordar citas con ellos para poder comprobar el estado de los vehículos (no olvide nunca probar el coche).

Si se decide, finalmente, por un coche en concreto, tendrá que completar las negociaciones con su vendedor sin que nadie le aconseje, fiándose de él. Después, tendrá que obtener la documentación necesaria para poder circular con su vehículo hasta que regrese a España.

Y, por último, deberá encontrar la forma de regresar. Normalmente, la opción elegida es el regreso por carretera, conduciendo el vehículo recién adquirido. En este caso, tendrá que seleccionar las carreteras más adecuadas para ello.

Como puede usted comprobar, se trata de un proceso largo con suficientes complejidades como para plantearse la necesidad de un asesoramiento. En cualquier caso, si usted se decide por la importación por sí mismo, es esencial que se informe y se documente cuidadosamente antes de iniciar el viaje, para evitar así sorpresas de última hora.