Revisión de la documentación

Una vez que usted ya ha comprobado que el vehículo se encuentra en buen estado, o al menos, en el estado que usted está dispuesto a tolerar, y se ha decidido a adquirirlo, llega el momento de comprobar que toda la documentación que el vendedor le está facilitando se encuentra en regla.

Este momento es vital, si no quiere encontrarse con problemas y trabas administrativas a su regreso a España.

Por tanto, usted debe asegurarse de que el vendedor le facilita la siguiente documentación:

I.T.V. (Control Technique): Este documento solo es necesario si usted va a regresar a España conduciendo el vehículo que acaba de adquirir, porque le será necesario para conseguir otros documentos y permisos. Sin embargo, si usted ha decidido contratar los servicios de alguna empresa de transporte de vehículos, no tendrá que preocuparse por este papel. Si el vehículo no tiene pasada la I.T.V. en el momento de la compra, es necesario que exija que lo pase antes de abonar cualquier cantidad.

Certificado de Conformidad (COC): El vendedor no está obligado a entregarnos este documento, ni siquiera a tenerlo consigo. Sin embargo, siempre es conveniente que usted pregunte por él, porque si lo tiene se ahorrará trámites en España a la hora de pasar la I.T.V. en nuestro país, ya que sin él, se verá obligado a tramitar la Ficha Técnica Reducida, para lo que necesitará la firma de un Ingeniero colegiado.

Permiso de circulación y documentación del vehículo (Fahrzeugbrief): Es obligatorio, por lo que cualquier vehículo que usted adquiere debe tenerlo, y el vendedor está obligado a entregárselo.

Libro de mantenimiento: O en su defecto, el historial de reparaciones. No es un documento necesario para ningún trámite ulterior, pero sí es conveniente que usted lo solicite para comprobar todos los arreglos y revisiones que ha sufrido el vehículo que está adquiriendo.