Ventaja 1: la mejor relación calidad-precio

Una de las principales y más evidentes ventajas que tendrá si usted se va a comprar un coche de Alemania directamente es la ventaja del precio final de compra.

Este factor es esencial ya que con casi toda seguridad, es el que motivó que le motivó a importar un coche en lugar de adquirirlo nuevo o en el mercado nacional.

Cuando usted importa de manera directa un vehículo está pagando el precio del mismo en origen. Es decir, si, por ejemplo, usted importa un coche directamente desde Alemania, está pagando el precio que ese coche tiene en Alemania, sin ningún añadido adicional. Sin embargo, si usted acude a un compra-venta nacional se enfrentará al precio del mercado nacional, o, en el mejor de los casos, el precio del mercado de origen más la comisión de la empresa o persona que lo ha importado.

Por tanto, existe una diferencia de precio evidente a favor de la importación directa contra la importación a través de intermediario, o compra de un vehículo ya importado.

O sea que, al adquirir el vehículo a través de un intermediario estaría usted perdiendo, o, al menos, difuminando, la gran diferencia de precio existente entre el mismo coche en los dos países, de la cuál usted se quería aprovechar con la importación del mismo.

Ahora, es usted el que debe de comparar la pérdida de beneficio en precio que le estaría generando el adquirir un vehículo ya importado con la comodidad que le proporciona el no tener que desplazarse hasta el mercado de origen.