Ventaja 5: Tendrá una mayor gama de coches de donde elegir

La compra de un coche de ocasión es distinta a la compra de un coche nuevo. Cuando usted compra un coche nuevo, pedirá una serie de extras que son importantes para usted, por los que pagará una suma de dinero considerable adicional al valor original del coche. En cambio, cuando usted compra un coche de ocasión, lo comprará con los extras que había elegido su propietario original, que no tendrán que coincidir con sus gustos personales. Por ello, es posible que cuando se ponga a buscar un coche con unas características determinadas, además de encontrar lo que estaba buscando, encuentre otros muchos con extras, kilometrajes y colores que le pueden hacer desviarse de su idea e incluso presupuesto originales.

Aunque la mayoría de personas que se van a Alemania se van con las ideas bien claras de lo que quieren, son muchos los que vuelven con otro coche o con el coche que querían con unas opciones o extras distintos a los que querían originalmente. Esto ocurre porque después de ver el coche que inicialmente venían a ver o querían comprar, ven otro que les parece más interesante o le gusta más por el motivo que sea.

Es posible que venga buscando un coche sin extras azul y se lleve otro con extras gris, o que venga buscando uno con motor 1900 y se lleve uno con motor 2500 o que viniera buscando uno de menos de tres años y 100.000 kilómetros y se lleve uno de 4 años y 50.000 kilómetros. Incluso es posible que venga buscando un BMW y se lleve un Audi. En fin, las posibilidades y opciones son infinitas.

Está claro que esto también podría conseguirlo visitando varios concesionarios de compra venta de coches de importación en España, aunque el número de coches de importación que encontrará en España es mucho menor que el que encontraría desplazándose directamente a Alemania o Bélgica.