Ventaja 2: La calidad del vehículo

Cuando usted se toma la molestia y se desplaza hasta el punto de origen, tiene la opción de comprobar por sí mismo las prestaciones y la calidad global de todas las piezas que lo componen, con lo que siempre comprará aquel coche de mayor calidad, siempre dentro de sus posibilidades económicas, claro está.

Si usted tiene nociones de mecánica, podrá hacer una rápida revisión de uno o varios automóviles para ver bien el que desea comprar. También podrá pedir que se lo dejen probar o probar varios coches hasta que encuentre aquel que además de tener las características que está buscando, le de las mejores sensaciones al volante. Dos coches de ocasión, aunque tengan las mismas características, años y kilometraje, no son necesariamente iguales.

Podrá revisarlo por dentro y por fuera hasta que encuentre aquel de los coches que desea que tenga la calidad que está buscando.