Estafas reales en la importación de vehículos

Cualquier operación comercial es campo abonado a estafadores y timadores que busquen una ventaja para obtener ingresos de manera fraudulenta, basados en el desconocimiento y en la buena voluntad de los compradores confiados. 

Y si esta operación comercial se realiza entre agentes de diferentes países el desconocimiento se incrementa, con lo que las posibilidades de fraude son superiores. Pero las posibilidades de estafan existen en cualquier compra de un ccoche: le pueden estafar cuando compra el coche a un compra venta español o a un intermediario español, le pueden estafar si compra el coche directamente a un particular o le puede estafar también un intermediario extranjero. Pero como bien sabe, también le pueden estafar en otras operaciones de compra, por lo que el miedo a la estafa, no debería deternerle a la hora de comprar o importar el coche que desea. Eso sí, tome todas las precauciones posibles y siga nuestras recomendaciones así como otras que le puedan hacer para evitar ser objeto de una estafa.

Como parto de la base de que usted no conoce ni el idioma ni la cultura alemana lo suficiente como para no ser víctima potencial de este tipo de acciones, el primer consejo que debe recibir antes de lanzarse a la aventura importadora es el de no fiarse de nadie.

Desconfíe por lo general de cualquier persona con la que esté realizando la operación, y, especialmente, si le está ofreciendo unas ventajas especiales, que nadie más le ofrece.

Una vez que usted parte de la base de no confiar en nadie, el siguiente consejo es sencillo, y se trata de no realizar ningún prepago previo a comprobar el estado real del vehículo y asegurarse de que éste se encuentra en perfectas condiciones.

Por mucho que le exijan este depósito para garantizar la operación, o para reservarle el coche, nunca haga una transferencia de dinero, porque en el mismo momento en el que el supuesto vendedor reciba el dinero usted no volverá a tener noticias suyas.

Ahora bien, si usted toma las precauciones necesarias y exigibles en una operación de importación, no tiene nada que temer, por encima de cualquier otra operación de compra-venta.

Por ello, no permita que el miedo a que le estafen le eche para atrás a la hora de lanzarse a la importación. Si usted se ha asegurado de que la operación le conviene, tome todas las precauciones posibles, y siga adelante.

No se preocupe de lo que pueda opinar la otra parte, o si puede pensar que usted desconfía de ellos. Está hablando de una gran inversión y tratando con gente que no conoce, por lo que cualquier persona que va a una operación comercial con buenas intenciones, entenderá que tome el máximo de precauciones posibles. Si no lo entiende, le recomendamos que automáticamente desconfíe de esa persona o empresa.