Caso práctico VII – Estafa por ganga

En esta ocasión tenemos la experiencia de una empresa dedicada a la importación de vehículos desde Alemania que pone en conocimiento de los usuarios de su página web dos ejemplos de estafa, que ponen bien a las claras la importancia de informarse bien, antes de tomar una decisión de compra definitiva.

Ambos son casos de estafa por ‘ganga’. Es decir, el vendedor ofrece precios excesivamente bajos e incomparables con el resto de la competencia, para llamar la atención de los posibles compradores. Después, les exige un pago por adelantado, y “si te he visto no me acuerdo”.

Los dos casos concretos son:

  1. Se trataba de un BMW 320d, y el vendedor solo pedía la ridícula cantidad de 7.000 euros. Claro está, que el comprador, al ver el precio, no lo dudó y realizó la transferencia de manera inmediata. Sin embargo, cuando se desplazó a Alemania a intentar traerse el coche, resultó que la dirección era falsa, y que, evidentemente, el coche no existía.
  2. El segundo ejemplo es un Audi 1.9 TDI, cuyo precio era de 13.000 euros, de los cuáles el comprador tuvo que adelantar 5.000 euros en materia de reserva del vehículo. Evidentemente, y al igual que el caso anterior, ni existía vendedor, ni coche.

Para que se usted se haga una idea del volumen de la ‘ganga’ u ‘oferta’ que ofrecía el estafador, coches de las características descritas por los estafadores rondarían los 21.000 euros, en las mejores ofertas.

Con estos ejemplos queda claro que los vehículos en Alemania, aún más baratos que en España, tienen su precio y hay que abonarlo. Así que no espere encontrar el ‘chollo’ de su vida.

Para ver más ejemplos de estafas

 

 

Fuente: Coches-Usados