¿A qué país debe acudir para comprar su coche? ¿Cuál le ofrece las mejores condiciones?

Una vez que usted se ha decantado por la importación de un vehículo desde un país extranjero en lugar de realizar la compra en España, llega el momento en el que debe de seleccionar el país que mejor se adapta a sus posibilidades, o aquél que mayores ventajas le ofrece.

En general, son tres los países elegidos para realizar la inmensa mayoría de las importaciones, debido a la cercanía geográfica, en comparación con otros países, y, sobre todo, a la amplia gama de vehículos ofertados, lo que permite hacer una selección más exhaustiva.

Estos tres países son Alemania, Francia y Bélgica. Bien es cierto, que otros países, como por ejemplo, Finlandia, pueden ofrecer precios más interesantes, pero es evidente, también, que una importación desde el país finlandés acarrea otros gastos adicionales que encarecería la operación.

En los siguientes artículos usted podrá comprobar las ventajas que le puede reportar cada mercado, para que elija la mejor opción, así como los posibles inconvenientes.

Sin embargo, más allá de las ventajas puramente económicas, existen otros factores menores que debe de analizar antes de decantarse por un país o por otro. Estos factores están relacionados con el conocimiento cultural e idiomático.

No olvide que el proceso de importación se realizará en un país extranjero, y, seguramente, usted se desplazará hasta él para concretar la operación. Por ello, es de vital importancia que usted esté ligeramente familiarizado con el idioma del país o que conozca, de alguna forma, sus costumbres.

En este sentido, aunque considere que, por ejemplo, Alemania le ofrece mayores garantías que Francia, y usted se maneja mejor en francés que en alemán, quizá debería plantearse importar el vehículo desde Francia, en lugar de desde Alemania, porque, de esta forma, usted podrá llevar un mayor control sobre la operación.