Conclusiones Compra Coches de Importación

La principal conclusión de todas las experiencias explicadas es que la importación de un vehículo desde Alemania es una aventura, en la mayoría de los casos, satisfactoria que reporta un beneficio económico evidente, y una experiencia vital importante.

Varios aspectos son esenciales a la hora de plantearse la importación. En primer lugar, hay que asegurarse de contar con toda la documentación necesaria, ya que ésta será indispensable una vez que se regrese a España, porque sin ella será imposible llevar a cabo todos los trámites necesarios.

Por otro lado, hay que comprobar el estado del vehículo con detenimiento para asegurarse de que se encuentra en perfecto estado y que no cuenta con ningún desperfecto oculto. De la misma forma, probarlo es indispensable (la gran ventaja es que en Alemania se permite probar los vehículos sin el vendedor delante).

Un tercer aspecto que arrojan las experiencias explicadas es que los trámites en Alemania son mucho más eficientes y rápidos de lo que pueden ser en España. Allí en un par de horas se puede concluir todo el proceso, mientras que aquí serán necesarios, al menos, un par de días.

En cuarto lugar, hay que tener claro el método de pago que se va a utilizar, ya que, por ejemplo, las transferencias bancarias tardan unos días en llegar, por lo que será necesario planear la compra acorde con ello, para evitar retrasos innecesarios. De la misma forma, hay que saber que una compra en efectivo siempre es mejor bienvenida, por lo que se podrá negociar el precio a la baja.

Por último, un consejo interesante que usted puede obtener de esta relación de experiencias reales es que la ITV de Celrá es el mejor lugar para cubrir este trámite, ya que se encontrará en su camino de regreso de Alemania, y conseguirá culminarlo en apenas un par de horas.

Seguro que con estos casos prácticos de importación usted tendrá las ideas más claras, y podrá tomar la decisión correcta.