Conclusiones generales

 

Como puede usted comprobar la utilización de un intermediario para la importación de un vehículo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, los cuáles deben de ser valorados cuidadosamente antes de decidirse por esta opción, ya que pueden afectar de manera notable al resultado de la operación.

La ventaja más importante que un intermediario le puede aportar es el asesoramiento que le puede ofrecer y la tranquilidad que le puede garantizar, ya que se trata de un profesional que ha realizado o ha colaborado en multitud de importaciones. Por ello, si usted selecciona al intermediario correcto se encontrará en las mejores manos para poder tomar la decisión correcta.

Y ese es, precisamente, el mayor inconveniente: la dificultad para encontrar al intermediario correcto. Este negocio de la importación de vehículos se presta al fraude y a la estafa, por el desconocimiento pleno de una de las partes.

Por ese motivo, es esencial que usted se informe y se documente antes de confiar toda su operación a un intermediario que puede estar intentando estafarle para su propio lucro. Si va a realizar su operación a través de un intermediario, ponga todos los medios posibles para informarse o tener referencias sobre ellos para elegir a uno que sea profesional y honesto.

En cualquier caso, es importante señalar que usted es el que tiene la última palabra, y el que debe decidir si acepta la operación, o no. En el caso particular del intermediario prevaricador, tiene usted la muestra de un intermediario fraudulento que, al final, no obtuvo todo el beneficio que buscaba porque el importador supo imponer su criterio.

Así que ése debe de ser su ejemplo, es decir, ante cualquier situación, usted debe exigir lo que quiere, ya que, en definitiva, es usted el que paga.