Ventajas e inconvenientes de comprar un coche ya importado

Una vez que usted se ha decantado por la adquisición de un vehículo importado, en lugar de acudir al mercado nacional, se le abren dos posibilidades bien diferenciadas entre sí, como son: el acudir al mercado internacional a comprar el vehículo usted mismo, o bien, comprar un coche ya importado en el mercado nacional.

En este artículo podrá usted comprobar las principales ventajes e inconvenientes que le reportaría el adquirir un vehículo ya importado, es decir, comprar el coche a un intermediario o concesionario español, el cuál, previamente, ha adquirido el vehículo en un país diferente.

Las principales ventajas serían:

  1. Cercanía del vendedor. Usted no tendrá que recorrer miles de kilómetros para adquirir su vehículo. Le bastará con acercarse a un vendedor de su propia ciudad. 
  2. Simplificación de trámites. El vehículo ya ha sido importado, con lo que todos los pasos previos han sido cubiertos. Usted se ahorrará el tener que realizar los complejos trámites administrativos y de matriculación.
  3. Garantía mecánica. Al adquirir el vehículo en un concesionario o a un intermediario español, éste le debería otorgar una garantía de cuyo cumplimiento usted se podrá asegurar con la simple visita en el propio concesionario. Por tanto, es una garantía real, más allá de la que le pueda ofrecer un vendedor internacional.
  4. Entrega del coche usado. En el precio final de su adquisición, usted podrá incluir, en la mayoría de las ocasiones, su vehículo usado, con lo que abarataría el precio final.
  5. Financiación. Un concesionario o intermediario nacional le facilitará el acceso a la financiación, ya que podrá apoyar su petición con las entidades financieras con las que colabore habitualmente.