¿Qué ventajas le ofrece Alemania?

La importación de vehículos comenzó a tomar forma desde el país alemán, por lo que cuando usted se plantee la opción de la importación pensará, en primer lugar, en el país germano.

Con el paso de los años, ha conseguido mantener su ventaja competitiva, en cuanto a precio, y ha desarrollado un eficiente entramado de vendedores y gestores de trámites administrativos que hacen sencilla la importación de un vehículo desde Alemania.

En forma de claves, las principales ventajas que proporciona el mercado de importación de vehículos de Alemania, en comparación con otros mercados europeos son:

  • Precio: Sin duda, ésta es la gran ventaja del mercado alemán, la que lo hace altamente competitivo e imposible de imitar. El ahorro que se puede conseguir para una misma marca y modelo entre el precio español y el alemán suele rondar el 25% - 35% (a esa diferencia de precio luego habrá que restarle los costes que la importación le suponga).Esta gran diferencia hace que la importación de un vehículo desde Alemania sea rentable, aún cuando haya que añadir los gastos adicionales.
  • Oferta: Alemania tiene el mayor mercado de vehículos de segunda mano de toda Europa, por lo que las posibilidades para elegir son, prácticamente, ilimitadas. De esta forma se adapta a todas las necesidades y a todas las restricciones presupuestarias.
  • Garantías: Al ser un mercado muy profesionalizado, la legislación vigente obliga a los vendedores (en el caso de que sean concesionarios) a ofrecer un año de garantía a todos los compradores. Con ello, usted se garantizaría el buen estado del vehículo que está adquiriendo. Evidentemente, esta situación no tiene validez si realiza la compra-venta con un particular.
  • Kilometraje y historial verificable: Desde agosto de 2005, en Alemania está vigente una ley que convierte en delito cualquier tipo de manipulación en el kilometraje o el historial de un vehículo, lo que ha retraído a los vendedores de utilizar esta técnica tan común en tiempos pasados. Y, para mayor garantía, en el caso de que usted tenga cualquier duda de posible manipulación, siempre podrá solicitar un duplicado a un concesionario oficial, independientemente de que éste haya sido el vendedor originario del vehículo, o no. Alemania es el país que más desarrolladas tiene las leyes contra el fraude y la estafa en la compra-venta de vehículos usados (obligada, claro está, por el inmenso mercado del que disfruta). Ello hace que la compra de un vehículo en el mercado alemán ofrezca una confianza que en otros mercados es algo más difusa.

Por otro lado, no debe de olvidar que Alemania es el país más habituado a la llegada de importadores en busca de vehículos, con lo que tiene desarrollados una red de servicios importante, que le puede servir de mucha ayuda en momentos determinados.